L’Oréal apuesta por la cosmética ecológica con AOVE al lanzar La Provençale Bio en España

Como parte de su compromiso con el consumo responsable, L’Oréal ha introducido en España La Provençale Bio con el objetivo de democratizar la cosmética ecológica certificada dentro del mercado de gran consumo. En todos sus productos -excepto en el agua micelar-, el ingrediente estrella es el AOVE bio con Denominación de Origen Protegida Provenza.

Un camino iniciado por Garnier Bio que, lanzada en marzo de 2019 en España, ya ha llegado a más de 100.000 consumidores posicionándose como primera marca cosmética ecológica del mass market.

La Provençale Bio llega a España tras su éxito en Francia, mercado que la vio nacer en 2018 y como respuesta a un sector de la población que cada vez se decanta más por productos ecológicos.

En concreto, el mercado de la cosmética ecológica y natural certificada arroja unos datos que demuestran la demanda exponencial de este tipo de productos en el sector de la belleza. En el primer semestre de 2020 esta categoría supuso casi 30 millones de euros en España -en 2019 el mercado llegó a los 55 millones de euros en nuestro país, un 15% más que el año anterior-, según Ekimetrics. Se trata del nicho con mayor potencial de crecimiento del sector de la belleza en nuestro país, pues en Europa –sus cuatro principales mercados, Alemania, Inglaterra, Francia e Italia- supera los 1.300 millones de euros. Solo Alemania mueve una cifra diez veces superior a España, casi 600 millones de euros.

“Se trata de un segmento con un gran recorrido en España, de ahí nuestra apuesta redoblada en solo año y medio”, ha subrayado André Albarrán, director general tanto de Garnier como de La Provençale Bio. “Nuestro objetivo es democratizar la cosmética ecológica en el mercado del gran consumo, lo hicimos con Garnier Bio y ahora complementamos con el lanzamiento de La Provençale Bio en un segmento algo más premium pero siempre con precios accesibles”, ha añadido.

La Provençale Bio presenta un abanico de cosméticos desarrollados y fabricados en Francia con el sello Cosmos Organic Ecocert, primer organismo de certificación en desarrollar un estándar para los cosméticos naturales y ecológicos, que garantiza su respeto por el medio ambiente y un umbral mínimo de ingredientes naturales procedentes de la agricultura ecológica. En todos sus productos -excepto en el agua micelar-, el ingrediente estrella es el aceite de oliva bio con Denominación de Origen Protegida Provenza. Asimismo, el packaging es totalmente reciclable y sus fórmulas contienen entre el 98% y el 100% de ingredientes naturales procedentes de la agricultura ecológica.

Además, la marca se ha comprometido con la asociación Miimosa, una plataforma de financiación colaborativa cuya misión es la preservación de la agricultura ecológica en la región de la Provenza, financiando y dando visibilidad a diferentes proyectos y agricultores que están apostando por métodos más bio.

en_GBEN