La razón

Envío de noticia

Un amigo te ha enviado una noticia desde www.larazon.es:

Más de 1.600 hectáreas de olivar están ya destinadas al cultivo ecológico

Más de 1.600 hectáreas de olivar están ya destinadas al cultivo ecológico

Más de 1.600 hectáreas del total de 24.000 destinadas al cultivo del olivar en la Comunidad de Madrid aplican ya técnicas ecológicas, ya que no producen residuos y lo que generan las instalaciones es reutilizado como biomasa y abonado del cultivo.


       La Comunidad de Madrid ha informado hoy de que la Campaña de la Denominación de Origen "Aceite de Madrid" alcanza su tercera edición, desde su creación en 2007, y pretende potenciar la producción de un aceite de oliva virgen extra de alta calidad.


       En la región madrileña se obtienen casi 3.200 toneladas de aceite de oliva, principalmente en las comarcas de Las Vegas, Campiña y Sur Occidental, donde se cultiva el 97 por ciento del olivar de Madrid.


       En localidades como Villarejo de Salvanés, Colmenar de Oreja, Morata de Tajuña, Arganda del Rey, Carabaña, Chinchón y Campo Real se extrae la mitad de la producción anual de aceite de oliva.


       El sector en Madrid agrupa a 4.500 olivicultores que obtienen anualmente más de 16.500 toneladas de aceituna que posteriormente procesan hasta el resultado final del aceite de oliva.


       El aceite hecho en Madrid cuenta con variedades como cornicabra, manzanilla, verdeja, picual, gordal y carrasqueña.


       En 2009 la producción certificada con la Denominación de Origen "Aceite de Madrid" alcanzó los 50.000 litros de aceite de oliva virgen extra.


       La Denominación de Origen "Aceite de Madrid" fue creada en 2007 por el Ejecutivo regional como un modo de reconocer la calidad del aceite de oliva virgen extra de la región y la tradición madrileña del cultivo del olivar.


       La principal variedad de la D.O Aceite de Madrid es la cornicabra, producida por olivos centenarios cuya producción media es de 10 a 15 kilos de aceituna por olivo (1.000 a 1.500 kilogramos/hectárea).


       En cuanto a las técnicas ecológicas que se aplican en algunas explotaciones, implican que el manejo del olivar se lleva a cabo sin productos químicos en el tratamiento de malas hierbas, plagas y enfermedades.


       Gracias a las técnicas de recolección por vibrador y con paraguas, la aceituna no sufre los golpes y no se producen oxidaciones del fruto desde su cosecha hasta la recepción en la almazara.


       Además, todo lo que se genera en estas parcelas en cuanto a podas y restos de malas hierbas, se reutiliza en el mismo terreno como abonado verde.

© Copyright 2008, La Razón C/ Josefa Valcárcel 42, 28027 Madrid (España)